Actualidad, Salud 27/07/2020 6:08 pm

ESPECIAL: VIH en Venezuela en tiempo de COVID-19

Etiquetas: , , ,

Antes de la llegada del Coronavirus o COVID19 a Venezuela, el país se encontraba en un profundo deterioro de la calidad de vida de los venezolanos, producto de las equivocadas políticas implementadas desde el gobierno nacional, que trajo como consecuencia una profunda crisis social, económica, política y sanitaria que derivó en Emergencia Humanitaria Compleja desde el año 2015. Ésta última, con datos preocupantes de muertes asociadas a diversas causas, entre ellas cáncer, diabetes, insuficiencia renal, enfermedades asociadas al sida, entre otras.

El colapso total de la infraestructura de salud en todo el territorio nacional, así como la ausencia de médicos especializados, producto de la migración forzosa, ha agudizado aún más la situación por la que padecen millones de personas que requieren de atención médica para condiciones crónicas de salud y a esto se suma, como en el caso de las personas que viven con VIH, la falta de respuesta del Estado a través del Ministerio del Poder Popular para la Salud, que desde 2016 no ha comprado tratamientos antirretrovirales ni reactivos para diagnósticos y control de la epidemia que afecta a más de 70 mil personas que se encuentran inscritos en el Programa Nacional de VIH que maneja dicha cartera.

 

Disponibilidad de TLD hasta febrero 2021

Actualmente se cuenta en Venezuela con TLD, antirretroviral adquirido gracias a la donación del Fondo Global, conjuntamente con OPS y ONUSIDA, enmarcado en el Plan Maestro, lo que garantiza continuidad de tratamiento de las personas hasta el febrero de 2021. De hecho, asegura Eduardo Franco, Secretario General de la Red Venezolana de Gente Positiva, RVG+, “en estos momentos, en las farmacias de cada estado reposan seis meses de tratamiento para las personas que consumen este fármaco en particular”.

Por otro lado, Franco muestra preocupación por la ausencia de otros medicamentos que requieren las personas a las que se les ha contraindicado el TLD. “Hemos comprado algunos de los faltantes, que deben estar llegando al país a finales de este mes de julio en un vuelo humanitario, pero no son todos”. También se espera poder adquirir, una pequeña cantidad de reactivos para pruebas de Carga Viral.

A través de la Organización de las Naciones Unidas se logró un enlace con UNICEF y adquirir los medicamentos para los niños, que ya están en el país, pero refiere Eduardo Franco que, faltaría adquirir los medicamentes que requieren cadena de frio, lo cual es más complejo en Venezuela tomando en cuenta la grave situación con el servicio eléctrico nacional. Estos últimos son los indicados para los niños con peso menor a 25 kilos.

Sin pruebas ni controles

Así como el gobierno nacional no ha realizado compra de antirretrovirales desde al año 2016, tampoco ha adquirido reactivos para nuevos diagnósticos. En Venezuela “no hay prueba de diagnóstico Elisa de 4ta generación, no hay medicamentos para enfermedades oportunistas, de ningún tipo ni para ninguna de ellas, no hay fórmulas lácteas, desde hace 4 años, el gobierno no compra para atender a esos niños, hijos de mujeres con VIH que no pueden amamantar”, refirió el secretario de la RVG+.

Venezuela referencia en el continente

Venezuela llegó a tener 75% de cobertura en tratamiento de ARV.

“Fuimos el país líder en acceso a tratamiento y atención para las personas con VIH en toda Latinoamérica, asegura Alberto Nieves, director ejecutivo de Acción Ciudadana contra el Sida-ACCSI-, logrado por el empeño y trabajo de la sociedad civil, al introducir un recurso de amparo a finales de los 90`s contra el Estado venezolano, durante el gobierno de Rafael Caldera. Posteriormente en el gobierno de Hugo Chávez, se reconoce el acceso a los antirretrovirales, no solo para todos los venezolanos, sino para los extranjeros que hacían vida en el país”.

Venezuela era un modelo a seguir, no solo porque se disponía de todos los fármacos que existían en el mercado sino también de reactivos para pruebas carga viral y examen de genotipo, entre otras demandas de esta población. “Gracias a un mandato constitucional, el Estado estaba obligado a entregar todas las medicinas que se prescribían, tratamiento y atención integral”, recuerda el director de ACCSI.

Refiere Nieves que el desabastecimiento de ARV comenzó a profundizarse en 2009, los fondos destinados para dar respuesta al VIH eran invertidos en otras áreas de la salud y la adquisición de armas. Justo en ese momento, comenzaron a registrar y documentar, de forma empírica, toda la información, para hacer incidencia al Estado y obligarlo a dar respuesta. Gracias a ese trabajo de documentación, en 2011-2012 la Organización Panamericana de la Salud-OPS- publica por primera vez un estudio basado en esos datos, donde se mostraba que Venezuela era el primer país con mayor desabastecimiento de ARV en toda la región, por dos años consecutivos.

2018 el año del más grave desabastecimiento

Para 2018, en algunos estados del país el desabastecimiento de antirretrovirales alcanzó el 100% mientras que en las entidades donde menos fallas había, se alcanzaba el 60-70% de faltantes. Esto ocurre después de dos años (2016) de comenzar a solicitar ayuda humanitaria a algunas organizaciones de la sociedad civil internacional. Muchas de ellas, llegaron a Venezuela a verificar la situación.

La sociedad civil comenzó un proceso de acercamiento con actores claves, así como con el Fondo Global de la Lucha Contra el Sida, para solicitar la ayuda, con trabajo de incidencia, políticas de diplomacia mundial junto a aliados internaciones, para lograr un contacto con la junta directiva del Fondo Global. Y en 2018 se solicitó a ONUSIDA y OPS la visita de una misión técnica, la cual, luego de entrevistas con actores claves, elaboraron la primera hoja de ruta de VIH, Tuberculosis y Malaria, lo cual dio paso al Plan Maestro, a ejecutarse entre 2019-2021.

La primera donación enmarcada en el Plan Maestro fue de 5 millones de dólares americanos, usados en la compra de 700 mil frascos de TLD. El primer lote de 100 mil frascos de dicho antirretroviral se comenzó a distribuir en 21 estados, en enero 2019. Posteriormente, gracias a informes avalados por ONUSIDA y OPSel Fondo Global otorga una segunda donación de 6 millones de dólares, invertidos en TLD, así como en la adquisición de un segundo esquema alternativo para las personas que tienen contraindicado el TLD y la compra de carga viral, por lo menos para 25 mil personas.

El Gobierno no da respuesta a las verdaderas prioridades

Silvimar Campos directora general de la Organización StopVIH muestra preocupación ante el silencio de un Estado que no cumple con el mandato de la Carta Magna, de garantizar el acceso a la salud a todos los venezolanos.

“Solo hay silencio por parte de los representantes del gobierno nacional ante el llamado de las organizaciones que trabajamos en el área de la salud, específicamente en VIH, no hay respuesta a la escasez de medicamentos, al desabastecimiento de reactivos para detecciones, PCR para los niños, carga viral, a la ausencia de condones como método de prevención, fórmulas lácteas para los bebes de madres con VIH”.

También preocupa que al no haber reactivos para pruebas de detección podría haber un subregistro. “No sabemos la cantidad exacta de personas que han contraído el VIH en el país. Según el Programa Nacional de Sida hay 70 mil personas inscritas, pero el mismo ministerio de salud estima que en el país más de 220 mil personas tendrían el VIH” recalcó la directora de StopVIH.

Por otro lado, argumenta Campos, “recientemente vimos la información que el gobierno de Estados Unidos confiscó una flota de 81 vehículos de lujo, deportivos y camionetas, algunas destinadas a la Policía Nacional de Venezuela y otras agencias del gobierno, cuyo valor ronda los US$ 3.2 millones. Si cada frasco de ARV cuesta 20,58$, se habrían comprado más de 155 mil unidades que beneficiaría por dos meses a la totalidad de los inscritos en el Programa Nacional de VIH”.

Venezuela presente en la conferencia virtual AIDS 2020

En el marco de la conferencia mundial virtual AIDS 2020, en cuya ceremonia inaugural participaron el Director Ejecutivo de ONUSIDA, Winnie Byanyima y el Director General de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Venezuela tuvo una importante participación de la mano de ACCSI y La Red Venezolana de Gente Positiva RGV+.

Durante la ponencia se mostró al mundo no solo la realidad que vive Venezuela en el marco de la Emergencia Humanitaria Compleja, sino el trabajo que, desde la sociedad civil, se ha realizado para dar respuesta a la epidemia del VIH, ante un gobierno que no da prioridad a la salud de los venezolanos.

La capacidad de resiliencia de la sociedad civil organizada así como de respuesta, articulación y acción, quedó en evidencia con las ponencias de Eduardo Franco y Alberto Nieves en representación de Venezuela. “No nos dejen solos, volteen la cara hacia Venezuela” pidió durante su intervención, el también defensor y activista de derechos humanos.

Más Acción y mayor respuesta internacional

Alberto Nieves considera que la Organización de las Naciones Unidas debe mejorar su atención y respuesta a Venezuela, pues no está a la altura de la Emergencia Humanitaria Compleja. “Reconocemos el trabajo de ONUSIDA, UNICEF y OPS, pero no es suficiente, necesitamos más”.

También hace un llamado enérgico al gobierno nacional y al ministerio del poder popular para la salud para que se articulen con la sociedad civil, “juntos podemos hacer más, con la colaboración de todos y nunca desde la negación de información”.

Prensa StopVIH

Related Posts

Encuesta

¿Usted considera que un hipotético cambio de gobierno en Venezuela sería?

Ver los resultados

Cargando ... Cargando ...