Actualidad, Educación 30/04/2020 4:23 am

Colegios privados se reinventan para poder pagar sus nóminas

Entre quejas y acuerdos de representantes por los mecanismos que han empleado algunas instituciones para garantizar su sostenibilidad durante la pandemia, el exhorto de las autoridades es mantener las cuotas establecidas y abogar por acuerdos con los representantes para garantizar su sostenibilidad

La decisión de los colegios privados del país de mantener el cobro de las mensualidades en los montos establecidos antes de la cuarentena por el coronavirus tiene seguidores y detractores. Si bien muchos padres reconocen la necesidad de las instituciones de pagar sus nóminas, otros plantean como exagerado cumplir con cuotas correspondientes a actividades extracurriculares que sus hijos no están recibiendo.

En un comunicado del pasado 4 de abril, la Asociación de Colegios Privados (Andiep), la Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC) y la Cámara Venezolana de la Educación Privada, exhortaron a sus instituciones, afiliadas o no, “a no efectuar ajustes que incrementen el valor de la mensualidad escolar mientras dure esta contingencia”.

Al respecto, el presidente de la Asociación de Colegios Privados, Fausto Romeo, puntualizó que con el exhorto se “busca comprender a los padres y ser solidarios, pero el padre también debe ser comprensivo para con la institución”.

En entrevista telefónica concedida a un equipo periodístico del portal El Pitazo, el profesor Romeo aseguró que los más perjudicados por la paralización de actividades académicas regulares han sido las instituciones que no anclaron las cuotas de escolaridad a divisas, pues la hiperinflación, sumada al reciente aumento salarial desestabilizaron completamente su presupuesto anual calculado en bolívares.

Romeo apuntó que “esos colegios que están cobrando en bolívares no tienen como sostener el aumento” y aseguró que esta razón, sumada a toda la crisis económica agravada por la pandemia, podría derivar en el cierre de algunos colegios privados en todo el país al término del Año Escolar 2019-2020. “Hay colegios que debieron comprar celulares y laptops a su personal. Los representantes deben recordar que la educación no es solo uso de la infraestructura, también estamos trabajando, estamos evaluando, revisando, supervisando”, destaca el profesor Romeo.

Pero los representantes también muestran su opinión y, en muchos casos, piden a las instituciones considerar descuentos que incluyan el pago por actividades extracurriculares o complementarias que no se están realizando por el momento.

“Mi hijo estudia en un colegio privado y mantienen la mensualidad en $ 30. Igual pasan correos quejándose, pero no hay acuerdo, solo que esa es la mensualidad y que hay que pagarla los primeros cinco días del mes, porque si no aplica una multa de $ 5 más por mora”, relató Anaís Rodríguez, del estado Sucre.

Hay otras instituciones en Caracas, como Las Terrazas o Los Pinitos, donde los representantes han solicitado a la directiva hacer descuentos correspondientes a montos que se deberían exceptuar durante la cuarentena, como las actividades extracurriculares correspondientes a ballet, computación o karate. “Ellos están pasando clases a través de videos de tres o cuatro minutos, pero para nada comparables con clases de tres o cuatro horas. He visto que en Colombia hay una conexión directa con las maestras, actividades de 45 minutos con descanso que van rotando. Pero aquí en Venezuela no podemos trabajar de esa manera, porque el internet no funciona”, comentó la representante.

Sin embargo, esta madre es consciente de que solo en el colegio donde estudia su hija hay una nómina de al menos 60 docentes y cree que mantener mensualidades que superan los 100 dólares ayuda a crear un fondo para mantener los sueldos de este grupo de empleados.

Otra representante paga 160 dólares. Cuenta que les hicieron un descuento de 20 % durante la cuarentena. “Igual me parece muy poco el descuento, porque ellos solo mandan 20 minutos diarios de videos de clase para los niños y pagar 130 dólares por eso mensual es demasiada plata… Ellos no han dicho qué haremos ahora que sabemos que el año escolar va a terminar completamente en casa”, explicó.

Al respecto, el presidente de Andiep –con 147 instituciones afiliadas y 320 que componen la asociación– recuerda que “aunque las actividades complementarias de la tarde no se realizan, se deben pagar sueldos”. Reitera que en muchos casos el 70% de todo el presupuesto escolar es invertido en nómina y un 30% restante se emplea en servicios e infraestructura.

Buscar acuerdos

Romeo aseguró que en las instituciones privadas afiliadas a Andiep la premisa es mantener salarios superiores a los cinco sueldos mínimos establecidos y que, bajo este esquema, quienes mantienen presupuestos en bolívares deben hacer malabares para mantener a sus docentes y personal administrativo.

Por ello, muchos colegios han debido adaptarse y establecer criterios para garantizar el pago en la contingencia. En el Colegio Santa Rosalía, de Guarenas, en el estado Miranda, crearon una plataforma online para registrar los pagos de los representantes. El colegio envió un comunicado en el que informó que desde el 17 de abril se entregarán las boletas en versión online, pero con la acotación de que era requerido estar al día en la mensualidad para recibir las notas.

En el colegio Santo Tomás de Aquino, de Campo Alegre, representantes confirmaron que la mensualidad, fijada en dólares antes de la pandemia, se mantiene. Informan que quienes no han cancelado puntualmente no pueden acceder a la plataforma digital en donde se concentran las notas de cada estudiante. “Ellos no han dejado de cobrar, siendo ahora los padres y representantes los que están al pendiente de las tareas y actividades que mandan”, dijo una representante que prefirió no identificarse. Contó que, además, desde la escuela emitieron la instrucción de que si no se entregan las asignaciones a la fecha les restan dos puntos.

RECUADRO

Otros sectores

Manuel Tomillo, representante del colegio Tirso de Molina, en San Bernardino, indicó que la institución se ajustó al comunicado de la Asociación de Educación Privada de mantener los montos establecidos para el momento de la pandemia.

Tomillo, en cambio, manifestó su preocupación por sectores como los transportistas escolares, que viven de llevar y traer a los pequeños a las escuelas y ahora se quedaron desempleados.

Por su parte, el presidente de Andiep, Fausto Romeo, reitera que el compromiso de las escuelas privadas es comprensión y solidaridad, por ende, pide tanto a instituciones como a representantes abogar por la coordinación. “No pueden imponerse decisiones”, señala.

Génesis Carrero Soto/El Pitazo

Related Posts

Encuesta

¿Usted considera que un hipotético cambio de gobierno en Venezuela sería?

Ver los resultados

Cargando ... Cargando ...